Estafas Laborales

Estafas laborales son una forma delictiva perpetrada por individuos y organizaciones simulando ser empresas o agencias de contratación ofertando o prometiendo atractivas colocaciones y grandes ingresos a personas en busca de empleo.

Estafas Laborales
. . .
Inicio - www.WindRoseNetwork.com
English Acceso
Empresas
Acceso
Candidatos

En los últimos años, hemos recibido y tramitado miles de solicitudes de empleo. Y respondido también a una enorme cantidad de mensajes y solicitudes de información sobre una igualmente amplia variedad de temas sobre trabajos y empleo en el mar.

Aunque nuestros buzones de correo han estado en ocasiones abarrotados con consultas sobre empresas y agencias de contratación sospechosos, o páginas web u organizaciones de dudoso aspecto y contenidos anunciando trabajos en el mar; o con mensajes de personas quejándose o lamentando haber pagado por lo que después resultaron ser puestos inexistentes.

En este caso, para trabajar a bordo de barcos cruceros, buques mercantes o plataformas petrolíferas o de gas; aunque el contenido de esta sección es perfectamente aplicable a cualquier otro sector laboral.

Nos tomamos estas cuestiones muy seriamente, y consideramos necesario el compartir nuestro conocimiento sobre estafas laborales para prevenir prácticas fraudulentas, engañosas e injustas en el mercado proporcionando información para ayudar a los buscadores de empleo a identificarlas y evitarlas.

Lo cierto es que siempre ha habido multitud de estafas y artimañas en torno a la oferta y demanda de empleo: falsas ofertas de trabajo concebidas para captar información personal, información “interna” o “exclusiva” referente a la existencia de oportunidades laborales, o sobre cómo ser contratado en un determinado sector, supuestos servicios con pago por adelantado para encontrar un trabajo, y otros muchos señuelos dignos de estudio y análisis.

En realidad, cualquier persona en busca de un empleo puede ser el objetivo de este tipo de estafas. Y para ser más precisos, de individuos u organizaciones con una completa falta de honestidad e integridad en busca de la forma de localizar a estas mismas personas y hacer presa en ellos en su momento más vulnerable para sustraer su dinero o información sensible mediante la puesta en práctica de esquemas fraudulentos más o menos sofisticados.

Típicas Estafas Laborales

Antes de dejarse llevar por promesas y atractivas oportunidades laborales con empresas marítimas, hay que asegurarse de que todos los aspectos de tales ofertas – y especialmente su fuente – han sido rigurosamente considerados.

Aunque hay un buen número de oportunidades legítimas para encontrar empleo a través de Internet, existen también muchos servicios falsos y completamente ilegales gestionados por astutos estafadores en busca de la mejor forma de explotar la desesperación de las personas por mejorar laboral y económicamente.

Envío Masivo de Currículos

Es una de las formas más simples de estafa laboral, y se centra en un servicio de colocación mediante el cual las solicitudes de empleo serían supuestamente reenviadas a “miles” de empresas y agencias de contratación dentro de un determinado período de tiempo y a cambio de una tarifa por adelantado, incluyendo expresiones como “trabajo instantáneo”, “satisfacción 100% garantizada”, “sin riesgo”, etc.

Un estudio detenido de tales propuestas muestra una serie de aspectos sospechosos e inconsistencias que deberían elevar nuestros niveles de alerta.

En algunas ocasiones, proporcionan un enlace a la referida lista de empresas; una vez pulsado, abre una pequeña ventana con un número ramplón reclamando un acto de fe por nuestra parte, o una lista real que ni remotamente se acerca a la número prometido.

Una indagación más rigurosa, incluyendo un detallado examen de los sitios web a los que las solicitudes de trabajo van a ser supuestamente remitidas, mostrará la falta de dirección e-mail a la que enviar nada.

Muchos sitio web incluyen formularios online – algunas veces técnicamente complejos – que deben ser cuidadosamente cumplimentados para una correcta tramitación de la solicitud.

Más aún, avisan de forma específica que cualquier solicitud de empleo enviada por un canal distinto no será considerada, como forma de evitar el spam, lo cual lleva a la interrogante de cómo pueden estos servicios reenviar tales solicitudes.

¿Quizás rellenando cientos de formularios por cada cliente que contrata sus servicios?

Un uso eficiente de la calculadora demostrará la falta de rentabilidad de tales operaciones.

Las empresas ofrecen un cierto número de puestos de trabajo sobre los que ninguna agencia de empleo tiene influjo alguno.

Su trabajo (si realmente existe) termina cuando remiten las solicitudes de empleo.

Ningún servicio de entrega puede garantizar un puesto de trabajo.

La realidad es bien simple, con dos posibilidades tras el abono del pago:

  • En la mayoría de los casos, nada es enviado.
  • En otras ocasiones, el estafador envía mensajes a miles de compañías, páginas web del sector industrial y sitios de Internet especializados en ofertas de trabajo y contratación incluyendo los datos del ingenuo solicitante de empleo para recibir así respuestas que generalmente incluye valiosa información, y que habilitan al defraudador para estafar a otras víctimas en un esquema sin fin de estructura piramidal.

Falsas Ofertas de Empleo

Una forma de estafa laboral más sofisticada con tres interesantes variantes (hasta ahora) diseñadas para obtener:

Dinero o Información Financiera: Anuncios ofreciendo puestos de trabajo bien remunerados e interesantes condiciones laborales en empresas reales con los estafadores haciéndose pasar por agentes de contratación o representantes de recursos humanos. Si contestas a tales avisos, tiene lugar una falsa entrevista telefónica de trabajo y, tras algún tiempo, discusiones e intercambio de información, serás informado de que has sido seleccionado para cubrir el puesto. No obstante, y para asegurar el empleo, se te requiere el pago por adelantado de una tarifa para cubrir costes de tarjeta Visa, desplazamiento al lugar de trabajo, trámites administrativos, certificados médicos "indispensables" y gestión de la solicitud, etc.

Información Financiera: Se colocan anuncios en sitios de trabajo en Internet o en prensa para traer la atención de cualquiera interesado en un puesto acorde con los criterios descritos. De esta forma, el estafador se aprovecha de aquellos que finalmente deciden contactarles requiriéndoles detalles de su tarjeta de crédito y cuenta bancaria o Visa con el pretexto de un supuesto proceso de selección de personal, o para el posterior envío de cheques de pago por ingreso en cuenta o transferencia bancaria.

Información Personal: Los estafadores más experimentados, sabedores de que pedir dinero o recabar información financiera para sustraer dinero de cuentas bancarias atrae siempre más atención de la policía y otras autoridades encargadas de la prevención de este tipo de actividades, se lucran con personas en busca de oportunidades de empleo mediante la recolección de información personal durante supuestas solicitudes de trabajo. Los desprevenidos solicitantes de empleo rellenan y envían formularios con sus nombres completos, fotografías, direcciones físicas y de e-mail, documentos de identidad y números de la seguridad social, números de permiso de conducir, pasaporte, etc., que son fáciles de vender a otros estafadores y delincuentes interesados en cometer estafas más arriesgadas o robo de identidad.

En todos estos casos, estos especialistas del fraude hacen un uso frecuente de sofisticados recursos para estafar a sus víctimas, incluyendo la elaboración de páginas web que imitan verdaderos sitios de empresas o agencias de contratación en Internet, o sitios web que representan falsas compañías u organizaciones supuestamente registradas en sus países.

Falsas Agencias de Empleo

En ocasiones, los estafadores llevan a cabo una campaña más activa analizando páginas web personales y currículos publicados en sitios de empleo en Internet.

Envían mensajes de correo electrónico a los posibles candidatos haciéndose pasar por empresas o agencias de contratación, representándose con sitios web y documentación de apariencia oficial, y haciendo uso de una serie de recursos falsos y discursos cuidadosamente ensayados por teléfono o en persona – generalmente en una oficina alquilada, salón de hotel o similar entorno – para ganarse la confianza del solicitante de empleo.

Después de una serie de promesas y afirmaciones realizadas supuestamente en nombre de empresas legítimas, la víctima es presionada a firmar un contrato, requiriéndosele la entrega de información personal o un pago por adelantado.

Una vez que el solicitante del puesto ha formalizado el pago, la “agencia” o bien declina la oferta de empleo en base a supuestas malas referencias por parte del anterior empleador, o aduciendo cualquier otra patraña o invención más o menos elaborada. O simplemente cesa en sus operaciones y desaparece.

Bases de Datos y Listas de Candidatos

Algunos servicios de empleo y recursos humanos ofrecen a los buscadores de trabajo la oportunidad de añadir sus currículos a bases de datos y listados para que las empresas y agencias de contratación accedan a estos sistemas para identificar y seleccionar los candidatos apropiados para cubrir sus vacantes laborales.

En ocasiones, estos servicios proporcionan el candidato o candidatos adecuados a un cierto puesto en respuesta a la petición del departamento de recursos humanos de una empresa.

Normalmente el vender a las empresas el acceso a candidatos o bases de datos, o el cobrar una modesta cantidad de dinero a los candidatos por servicios adicionales a la inclusión en tales bases, constituye el la principal fuente de ingresos de estos sitios .

No obstante, esta estructura empresarial ha sido explotada por estafadores laborales para crear sitios web con apariencia profesional con el fin de sustraer dinero e información personal.

Se te requerirá el pago de una tarifa de tramitación de hasta varios cientos de euros antes de firmar un contrato para pasar a convertirte en “parte de una base de datos informatizada”, supuestamente al servicio de empresas pertenecientes al sector marítimo. Después de una evaluación completa de tu formación, habilidades y experiencia laboral, cotejarán tu solicitud con los empleos disponibles con tales empresas, enviándola directamente al departamento de recursos humanos más apropiado, incluyendo una completa cooperación y asistencia para proporcionar al candidato un puesto adecuado a bordo.

Hasta aquí, la descripción de un tipo de estafa bastante común.

Los solicitantes de empleo no recibirán ninguna oferta de trabajo – porque no hay ninguna – salvo repetidas excusas y peticiones de paciencia, antes de que la “agencia” desaparezca, dejándoles a solas con sus contratos.

Operadores de Números “800”

Anuncios aleccionando a personas en búsqueda de empleo a llamar a un número “800" para solicitar más información sobre requisitos para participar en un proceso de contratación de personal para cubrir diferentes (y siempre sin especificar) vacantes laborales en cruceros o plataformas petrolíferas.

Los números “800” generalmente cargan una tarifa de conexión o por minuto. Como resultado, muchas regulaciones nacionales requieren que los operadores de números “800” proporcionen información de sus costes de forma anticipada.

No obstante, los estafadores más arteros encuentran la forma de evitarlo, no presentando ninguna información sobre el coste de la llamada, o incluso ocasionando retrasos para incrementar la factura final.

Normalmente, las víctimas que osan requerir tal información son sometidas de forma inmediata a un torrente de diarrea verbal y cháchara seudocomercial bien ensayada sobre las muchas ventajas de trabajar a bordo de un crucero o una plataforma petrolífera con la intención de confundirles y hacerles perder la noción del tiempo.

Si la víctima no se percata de lo que está ocurriendo, y después de un período indeterminado de tiempo (nunca inferior a 20 – 30 minutos), el operador le instruye sobre el envío de un sobre con sello de vuelta incluido para la recepción de su solicitud de empleo.

Una vez completado, el procedimiento resulta en la recepción por parte del cliente de una solicitud genérica de empleo.

Nada que no puedas encontrar gratuitamente en Internet.

Algún tiempo después, llega una factura telefónica por valor de 20 o 30 euros.

Cursos Estafa

Existen agencias privadas y academias públicas serias, competentes y reconocidas que ofrecen valiosos programas formativos a aquellos interesados en trabajar en el mar.

Y también hay individuos y organizaciones oportunistas sin absolutamente nada que ver con el sector marítimo, y sin escrúpulos ni ética, o simplemente un estafador tratando de aprovecharse de aquellos dispuestos a pagar por un servicio de formación especializada que les conduzca a una prometedora carrera en una empresa de cruceros o plataformas petrolíferas.

Se requiere a los buscadores de empleo el pago de varios cientos a varios miles de euros para recibir un curso de formación online o por correo, que supuestamente les abrirá las puertas a un paraíso laboral a bordo de barcos cruceros o plataformas petrolíferas.

Recibirás el típico paquete conteniendo una carpeta con varios cientos de páginas en su interior, y quizás algún CD, describiendo los detalles de trabajar a bordo de un barco crucero o plataforma petrolífera, incluyendo un servicio de asistencia online o telefónica a través del curso para contestar a tus preguntas y dudas.

Algunas veces, la oferta incluye la existencia de una supuesta bolsa de trabajo para aquellos que finalicen el curso y aprueben el examen final.

Si eres un estudiante aplicado, serás capaz de presentarte a un examen en pocas semanas, obteniendo un diploma que certifica tu participación en el curso y un nivel de conocimiento acorde con los estándares profesionales de la industria.

Entonces se te requiere paciencia hasta que una empresa se interese por tu perfil, o se te anima a buscar un empleo en el sector.

El problema es que en la mayoría de los casos las compañías marítimas y agencias de contratación ni reconocen tales cursos ni el diploma resultante.

Ni que decir tiene que tampoco hay ninguna bolsa de empleo.

Nada más que humo e ilusión. Solamente un truco para engatusar a la gente y hacerles pagar una cantidad de dinero y, peor, hacerles malgastar una parte de sus vidas en el estudio de un curso que no tiene más valor que el del papel en que está impreso..

A menudo se te ofrecerá la generosa posibilidad de pagar la mitad del costo (1.000 o 1.500 euros), o un porcentaje del mismo por adelantado, dejando el resto de la cantidad total para su abono tras la firma del contrato de trabajo con una compañía marítima o con tu primera nómina después de un exitoso período de prueba trabajando a bordo.

Dejando a un lado el hecho de que este tipo de acuerdo es ilegal de acuerdo con la mayoría de las legislaciones nacionales e instrumentos internacionales sobre derechos y normativa laboral, el objetivo final de este ardid es muy simple y de fácil comprensión.

Solo quieren tus 1.000 o 1.500 euros.

Servicios de Listados de Empleo

La idea es atraer a potenciales víctimas a pensar que están tratando con una agencia de contratación legítima o un encargado de recursos humanos trabajando para una empresa marítima.

El estafador contacta con buscadores de empleo con el propósito de ofertarles una lista de vacantes de puestos de trabajo que incluye falsas referencias y fotocopias de anuncios de empleo tomados de periódicos y tablones de todo el mundo.

Generalmente, tales anuncios tienen una antigüedad de semanas o meses, y las vacantes prometidas fueron cubiertas mucho tiempo atrás.

En otros casos, los anuncios corresponden a compañías locales de países con estrictas cuotas y reglamentaciones de empleo que desalientan la contratación de extranjeros o ciudadanos provenientes de ciertas áreas u organizaciones internacionales (EE.UU. y Canadá, Unión Europea, etc.).

Hay incluso agencias fraudulentas pretendiendo estar en posesión de listas de compañías y contrastados seleccionadores de personal que solamente están esperando tu solicitud para ofrecerte el puesto que mejor se adecue a tus antecedentes y preferencias a bordo de un barco crucero o plataforma petrolífera.

En su lugar, no proporcionan más que una lista de compañías sin un solo puesto vacante que solicitar, que no aceptan solicitudes de empleo ni currículos, y que por supuesto nunca han oído hablar de tales agencias.

De hecho, cualquier persona en búsqueda de empleo puede conseguir un buen número de direcciones de compañías marítimas en Internet. Es tan sólo un problema de invertir algunos días o semanas frente a la pantalla del ordenador.

Cualquiera que se proclame como propietario de tal información privilegiada es como mínimo un spammer y, probablemente, un estafador laboral.

Consejos para Evitar Estafas Laborales

Debes estar alerta sobre ciertos puntos sospechosos e información dudosa que debe despertar tu desconfianza acerca de falsas pretensiones y probables estafas laborales.

  • Servicios de búsqueda de empleo o formación que prometan o impliquen resultados “garantizados” o cualquier otra declaración asegurando oportunidades laborales..
  • Antes de pagar un céntimo a una supuesta agencia de empleo o formación, contacta con algunas compañías marítimas para requerir información sobre el valor práctico de los cursos y diplomas ofertados.
  • Pagos por adelantado para servicios de envío de solicitudes que ofrecen trabajos de ensueño.
  • Agencias que establecen tarifas durante un tiempo limitado o fechas límite para solicitar un puesto..
  • Te avisarán de que debes solicitar el puesto (y pagar) antes de una determinada fecha. En otro caso, la maravillosa oportunidad laboral desaparecerá y serás eliminado de la lista de afortunados solicitantes.
  • Tras la famosa fecha límite, la oferta es la misma.
  • Con otra fecha límite, por supuesto.
  • Empresas o agencias ofertando salarios demasiado elevados para el empleo prometido.
  • Muchas de ellas ofrecen fantásticos ingresos de entrada, que no pueden estar más lejos de la realidad. En este sentido, puedes encontrarte con agencias que proclaman sueldos de 60.000 o incluso 100.000 dólares anuales para puestos de entrada.
  • Por supuesto, esto no va a ocurrir; solo es parte del engaño.
  • En caso de que estés interesado en tales servicios, la mejor opción es telefonear o ponerse en contacto con alguna compañía para consultar sobre el particular.
  • Normalmente los ingresos son más elevados en el sector marítimo que en las empresas en tierra, pero ello en base a largas jornadas de trabajo y debido a que los gastos son pagados por la empresa contratante.
  • Las empresas legítimas pagan salarios basados en las habilidades y formación necesarias. Así, no confíes en ofertas que impliquen un salario propio de un médico o un ingeniero jefe. Esto es imposible salvo que seáis médicos o ingenieros jefes.
  • No os dejéis atrapar por ofertas cautivadora ni por la urgencia o la desesperación del momento por encontrar un puesto de trabajo. Estas circunstancias reducen, o incluso anulan, vuestra capacidad de apreciación de la veracidad de la oferta a la hora de evaluar y decidir cómo gastar el dinero.
  • Por supuesto, no depender nunca de ofertas de palabra.
  • Servicios de listados o almacenamiento que proporcionan acceso a tu currículo a terceras partes.
  • En este caso, la privacidad y confidencialidad debe ser preservada y salvaguardada, y la actividad de estas agencias debe respetar el estricto cumplimiento de políticas y regulaciones de privacidad y protección de datos, y las normas de seguridad interna que garanticen la más alta protección de los datos almacenados.
  • Agresivas técnicas comerciales y denegación de un “no” por respuesta.
  • Supuestas garantías de devolución de dinero.
  • Los buscadores de empleo no deben dejarse engañar por la promesa de devolución del pago en caso de que el empleo ofertado no se materialice, lo cual es una excelente incentivo para engatusar a aquellas personas reticentes a pagar dinero por una infructuosa búsqueda de trabajo.
  • Los servicios de empleo fraudulentos utilizarán una retahíla sin fin de excusas para fundamentar tu falta de derecho a un reembolso. Por ejemplo, reclamando las copias de las cartas denegando el puesto. El problema es que, en la mayoría de los casos, no recibirás ninguna de estas misivas de las empresas, que no están obligadas a contestar.
  • En otros casos, las quejas o reclamaciones de devolución son despachadas bajo el pretexto de que el contrato no garantizaba empleo alguno, finalizando con una serie de explicaciones sobre la competitividad natural en un sector cada vez más congestionado por solicitantes de empleo.
  • Otro subterfugio muy común es incluir el requisito de que el solicitante de empleo revise regularmente su situación con la agencia, para denegar después el derecho de reembolso a aquellos que de forma inadvertida dejen de contactar.
  • No obstante, y en muchos casos, incluso las cláusulas de devolución con detalles específicos y por escrito describiendo los requisitos y límites para hacerse acreedores del derecho de reembolso son inútiles, pues el estafador raramente permanece el tiempo suficiente para recibir las quejas de los clientes insatisfechos.
  • Falta de interés a la hora de reunirse con el futuro empleado.
  • En tales casos, es aconsejable buscar información sobre el futuro empleador o contratante a través de otras fuentes y contactar con ellos directamente o visitar sus oficinas en horario regular de trabajo.
  • Falta de información clara sobre los servicios ofrecidos o los términos y condiciones del contrato..
  • Solicitar por información sobre cualquier aspecto relacionado con el servicio, incluyendo términos y condiciones generales, coste total, etc. En caso de no recibir respuesta en varios días, o la empresa o agencia se niega a proporcionarte una clara información sobre cualquier aspecto relacionado con tales cuestiones, puedes asumir que se trata de una estafa laboral.
  • Descartar empresas sin una dirección física legítima.
  • Empresas y agencias que rehúsan proporcionar referencias verificables.
  • Precaución con las falsas referencias. Muchos sitios web dedicados a estafar a los buscadores de empleo utilizan impresionantes listados de personas que supuestamente han encontrado un puesto de trabajo a través de sus servicios; surtidos testimonios directos de aquellos que ya están trabajando a bordo de barcos cruceros o plataformas petrolíferas, incluyendo fotografías de personas sonrientes luciendo sus nuevos cascos de protección y flamantes uniformes de empresa mientras posan en sus envidiables lugares de trabajo.
  • Nada más que un corto párrafo o una simple línea, presentándose generalmente como “testimonios espontáneos”, con una breve declaración agradeciendo la información o servicios proporcionados, acompañada de un nombre y una sucinta referencia a la dirección física del supuesto remitente del mensaje.
  • En ocasiones, los estafadores más astutos utilizan direcciones e-mail con nombres y detalles falsos para responder a cualquiera interesado en obtener consejo o referencias directas sobre el particular. En este caso, recibirás un mensaje preparado de antemano relatando las experiencias y reflexiones de un trabajador satisfecho que se ha beneficiado de tan útil servicio de búsqueda de empleo, incluyendo diversos comentarios personales sobre su nuevo puesto y cuánto le ha ayudado en la solución de sus problemas personales y económicos: un buen sueldo, un nuevo coche, vacaciones, excelente cobertura de seguridad social y muchas otras condiciones ventajosas.
  • Prueba a contactar de nuevo con cualquiera de ellos para recabar información adicional para la comprobación de tales declaraciones – dícese el nombre de la empresa o detalles de contacto del supervisor – y no recibirás ninguna respuesta en absoluto.
  • En muchas ocasiones, los estafadores laborales, sabiendo que muchas de sus potenciales víctimas recorrerán todo Internet buscando información y referencias sobre la “agencia” y sus servicios, colocan mensajes falsos en foros y blogs dedicados a la búsqueda de empleo o la planificación de carreras. Incluso ha habido casos de sitios web y foros editados y gestionados por estos mismos timadores para rellenarlos después con múltiples hilos argumentales falsos iniciados y continuados por supuestos foreros ocupados en largas discusiones sobre cada tema, mostrando opiniones y percepciones generalmente favorables hacia el tema en discusión.
  • Compañías o agencias que requieren información financiera..
  • Los empleadores legítimos no suelen necesitar números de tarjeta de crédito o cuentas bancarias, que son sólo una opción para proceder al pago de honorarios mediante ingreso en cuenta.
  • Esperar a la entrevista personal en las oficinas de la empresa antes de acceder a tal opción de depósito, rehuyendo aceptar el empleo si ésta es la única opción dada por el supuesto empleador.
  • Compañías o agencias pidiendo información personal ajena a la relación laboral, tal como número de la seguridad social, pasaporte u otros detalles antes de ofrecer un puesto de trabajo por escrito y recibir una copia del contrato.
  • Cuidada evaluación de la información de contacto en anuncios de trabajo o relacionada con direcciones de correo electrónico, faltas de ortografía, direcciones de correo electrónico gratuito sin referencia al nombre de la empresa, e inconsistencias en la dirección física o los códigos postales.
  • Cuidada atención a las direcciones de sitios web (http://www.laweb.com) en el caso de sitios especializados en oportunidades de empleo o contratantes habituales, evitando la utilización de enlaces situados en anuncios, foros u otros sitios de Internet, que pueden conducir a sitios web imitadores y réplicas falsas diseñadas para robar información personal en una forma de engaño llamada “Pharming”.
  • Compañías o agencias que operan desde fuera del país o estado desde el que se anuncian.
  • Habitualmente los estafadores buscan distanciarse intencionalmente de sus víctimas para evitar una comprobación en cercanía y complicar la investigación de las autoridades policiales. No utilizan una dirección física legítima, sino que contratan apartados de correos o fijan sus oficinas, con poco más que una mesa y una placa en la puerta, en un estado, funcionado después desde otra localización distante o incluso desde el extranjero.

Qué Hacer ante una Estafa Laboral

Si crees que estás ante un esquema fraudulento de empleo, o eres la víctima de una estafa laboral, informa inmediatamente a tus autoridades policiales, y sigue los siguientes pasos para minimizar el daño a tu persona y otros.

  • Cierra las cuentas de correo electrónico afectadas.
  • Si crees que has proporcionado información a una fuente desconocida imitando a una empresa o agencia de contratación real, ponte en contacto con la verdadera organización para clarificar el estado de la información suministrada.
  • Cambia las contraseñas de todas tus cuentas en Internet, y abre nuevas cuentas bancarias con contraseñas más sólidas.
  • Guarda y archívalo todo.
  • Tan pronto como completes estos pasos y clarifiques el incidente, mantén un cuidadoso registro de todo: copias impresas de trámites, correspondencia escrita, recibos, mensajes de correo electrónico (tanto enviado como recibidos), y grabaciones de conversaciones telefónicas, en caso posible.

Trabajo en Cruceros: Verano 2017

Trabajo en Cruceros - Verano 2017

Si te interesa trabajar en barcos de crucero y estás buscando el momento para acceder al sector, no dejes pasar la oportunidad de solicitar un puesto a bordo en verano de 2017.

Entrar

Bolsa de Trabajo

Bolsa de Trabajo

El clúster marítimo ofrece una considerable bolsa de trabajo a trabajadores y profesionales en desempleo o en busca de un cambio de ocupación.

Entrar

Puestos Más Ofertados a Bordo de Barcos Cruceros

Puestos más Ofertados - Barcos Cruceros

Existe una gran diversidad de puestos de trabajo en la industria del crucero.

Queremos ofrecer un listado de los más ofertados en este concreto segmento dentro del sector marítimo.

Entrar
Orientación Laboral y Profesional

Trabajar en el sector marítimo es una opción para un número creciente de profesionales y personas en busca de una ocupación bien remunerada en un entorno laboral con numerosos alicientes.

No obstante, una correcta aproximación a los representantes de recursos humanos de estas empresas es decisiva para maximizar las oportunidades como candidato adecuado a un cierto puesto.

Tanto en terminos de elegibilidad para el puesto, como del proceso de solicitud.

Orientación Laboral y Profesional

No dudes en consultarnos.

Entrar

Estamos abiertos a recibir – y responderemos a – cualquier consulta o solicitud de información sobre empresas de cruceros y petrolíferas, agencias de contratación y embarque, sitios web anunciando puestos de trabajo o cualquier otro asunto que necesite ser clarificado en relación a la búsqueda de empleo en el sector marítimo para prevenir situaciones como las arriba descritas o minimizar sus efectos.

Wind Rose Network

Contacta con Wind Rose Network

Oficina Contacto
Estafas Laborales